CORONAVIRUS – EVOLUCIÓN COMPARATIVA DE FALLECIDOS A PARTIR DE LA CUARENTENA

La gráfica que os presento hoy es la evolución comparada de la mortalidad a partir de un mismo punto de referencia, el de la aplicación de las medidas de distanciamiento social generalizadas, también mal llamadas cuarentena o lockdown en inglés. La escala vertical es logarítmica, lo que quiere decir que un crecimiento exponencial es una recta, y cuando se curva hacia la horizontal es que se está frenando la tendencia.

Italia parece haber sido el país que más mortalidad soportó antes de la declaración de medidas de distanciamiento social (631), seguida de Reino Unido (422) y Estados Unidos (414). España (294), pese a haber declarado el estado de alarma con un par de días de adelanto relativo sobre estos últimos (aún así, demasiado tarde por una semana respecto de China), parece que ve agravar su ritmo de fallecimientos con riesgo de superar a Italia.

Sorprende conocer que China aplicó la cuarentena en toda la provincia origen del brote con solo 25 fallecidos.

Todavía es pronto para hacer valoraciones sobre los dos países anglosajones de la comparativa. Procuraré realizar actualizaciones periódicas.

Comento brevemente los distintos “lockdowns” considerados:

CHINA (con 25 fallecidos): Distanciamiento social de la población efectivo en Wuhan y toda la provincia (Hubei) desde el 23 enero. Las medidas son extremadamente duras, hasta el punto de que se interrumpe toda actividad económica no esencial y hasta el transporte público cierra. Esto quiere decir que el resto de países tiene muy complicado igualar la trayectoria china de reducción de fallecimientos.

ITALIA (con 631 fallecidos): El confinamiento se inicia en varias ciudades menores, pero se hace extensivo a todo el país el 10 de marzo. Las noticias son que el país latino no se ha tomado muy en serio el distanciamiento social, lo que debería tener consecuencias.

ESPAÑA (con 294 fallecidos): Confinamiento de la población a partir del 16 de marzo. Seguimiento en general correcto por parte de la población. La gráfica evoluciona peor que la italiana, probablemente porque dos semanas antes en Italia la alerta era mayor que en nuestro país.

FRANCIA (con 175 fallecidos): El confinamiento comienza solo un día después que en España, cuando tiene casi la mitad menos de fallecimientos.

ESTADOS UNIDOS (con 414 fallecidos): Se ha tomado como fecha de confinamiento el 22 de marzo, fecha en que 1/3 de la población entró en confinamiento por decisión de los estados más afectados por la pandemia.

REINO UNIDO (con 422 fallecidos): El confinamiento comienza el 24 de marzo (un día antes para las escuelas) tras ir tomando medidas tibias unos días antes.

Gabriel Asuar Coupé
26 de marzo de 2020

Simulación de fallecimientos en España por el primer brote de Coronavirus (Covid-19) y estimación realista de contagiados.

He hecho un sencillo ejercicio de Excel, inspirado por unos cuantos youtubers de divulgación científica que ya lo han hecho antes que yo, con el propósito de calcular un orden de magnitudes de los fallecimientos que nos esperan en España .

La metodología va a ser extrapolar la evolución de los datos en China desde el “lockdown” o confinamiento de la población, y trasladar esas curvas al caso nacional.

Hago un spoiler de los resultados: aproximadamente 30.000 muertos, con pico de mortalidad diaria de 1.200 personas alrededor del 9 de abril. Siguiendo el “calendario chino”, el confinamiento debería relajarse aproximadamente el 16 de mayo.

Por supuesto que España no es China, pero las comparaciones en este caso van a ser siempre a peor, puesto que el autoritarismo y disciplina chinas no tienen equivalentes en nuestro país, por lo que estas cifras probablemente se queden cortas.

Como dato más chocante, China impuso el confinamiento en Wuhan cuando los muertos diarios eran solo de 8 personas (y los nuevos positivos 260), mientras que en España hemos esperado a tener 100 muertos diarios (y 1600 nuevos positivos) para decretar el estado de alerta. Sigue leyendo si quieres conocer más comparaciones inquietantes, y una conclusión absolutamente demoledora.

Sigue leyendo

Coronavirus: ¿cuántos meses nos esperan encerrados en casa?

Paseo de la Castellana desierto a 21 de marzo de 2020.

En el momento de escribir este post la ciudadanía está a penas digiriendo el radical cambio de vida que está padeciendo desde hace una semana. El día a día es estresante e incierto, cosas elementales como hacer la compra suponen un arrojo de valentía para muchas personas mayores, los niños encerrados en casa y nuestra improvisada función docente nos agotan la paciencia, y los mensajes de las autoridades que hablan de confinamientos de 15 días nos hacen pensar que antes del verano, incluso en el mes de mayo, estaremos volviendo a la normalidad. ¿Va a ser así?

Les adelanto la mala noticia: NO. Este verano no será como cualquier otro verano, ni lo que venga después tampoco.

Lo que voy a transmitir no es mi opinión, y no tengo ningún interés catastrofista ni masoquista, pero deben saber que el informe epidemiológico más serio e influyente del momento apunta a que hasta que no esté lista la vacuna en 12-18 meses, el distanciamiento social va a ser necesario, con todo lo que eso conlleva.

Leer más

Crisis del Coronavirus, la más importante en cien años.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es coronavirus-gab.jpg

Los bancos centrales más importantes, con sus medidas extremas, están dejando ver que están en pánico. Han bajado abruptamente los tipos a cero a la vez que han anunciado inyecciones históricas de liquidez en los mercados. El quantitative easing y las compras directas en los mercados (bonos y acciones) no son más que impresión de dinero para sostener la valoración de los activos e intentar evitar una corrección que tendría consecuencias devastadoras en la valoración del ahorro global, tanto en manos de instituciones como de particulares (fondos de pensiones y de inversión).

Christine Lagarde, la jefa del Banco Central Europeo ha parafraseado el “whatever it takes” de Draghi con un “I would hope that I never have to do whatever it takes“, para dejar bien claro que el BCE hará lo que tenga que hacer para salvar el Euro. ¿Cómo? ¿Ya estamos otra vez intentando salvar el Euro? ¿Acaso está en peligro por el Coronavirus?

Sigue leyendo