Helicóptero teledirigido a veinte euros

Destacado

EXPLICACIÓN DE CÓMO EL LIBRE COMERCIO ESTÁ TENIENDO UNAS CONSECUENCIAS DESASTROSAS PARA LA ECONOMÍA ESPAÑOLA Y la DE OCCIDENTE EN GENERAL.Helicopter RC

La globalización económica ha llegado hasta el punto de parecernos normal ver en cualquier escaparate de juguetería o bazar chino uno de esos minihelicópteros teledirigidos de tres o hasta cuatro canales, rotores contrarrotatorios y giróscopo electrónico que vuelan a la perfección, a un precio de venta inferior a veinticinco euros.

Pensamos que la mano de obra en China, Bangladesh o Vietnam es tan barata que eso justifica su precio, sin pensar en las consecuencias.

No nos paramos a pensar si es razonable que un trabajador chino en una planta de montaje de pequeños helicópteros cobre algo más de 1 euro a la hora, mientras que un operario en una fábrica de juguetes española cobre, según el convenio colectivo, un sueldo base de 8 euros a la hora por hacer un trabajo de similar capacitación.

El mismo helicóptero radiocontrol fabricado en España debería costar al menos 100 euros, si tenemos en cuenta que nuestra industria ya no fabrica la mayoría de los componentes del mismo, y que no podríamos beneficiarnos de la economía de escala de los fabricantes chinos con su mercado global. ¿Además, quién diablos querría comprar un microhelicóptero por 100 euros?

Sigue leyendo

Anuncios

¿Volveríamos al patrón oro si colapsara el petrodólar? (parte 1)

Destacado

Un repaso a la historia reciente de los sistema monetarios
parte i: sistemas MONETARIOS metálicos

sistema-monetario

Empezaré dando la respuesta breve para los impacientes: la vuelta a un patrón oro -basado esta vez en una moneda neutral como el Bancor- requeriría un acuerdo proactivo entre las primeras potencias y los países exportadores de petróleo (un nuevo Bretton Woods). A falta de dicho acuerdo, y ante la desconfianza en el dinero fiduciario, se exigiría el pago de las importaciones en metales preciosos (como en tiempos de guerra), lo que supondría la vuelta -de facto- al monometalismo o al bimetalismo.

En esta serie de tres artículos de temática apasionante voy a explicar los sistemas monetarios pincipales sobre los cuales se han desarrollado Occidente y sus colonias en los últimos siglos. El sistema monetario vigente en cada momento determina la forma de los intercambios comerciales internacionales, permite descifrar la geopolítica que subyace y entender los conflictos de la historia reciente.

Con frecuencia, el colapso de un sistema monetario lleva aparejado el declive de la potencia que se sustentaba en él. Controlar e imponer un sistema monetario puede retrasar el reconocimiento de un caída económica, pero se corre el riesgo de tener después un hundimiento mucho más brusco.

La crisis actual se suele calificar de “sistémica” sin que la ciudadanía comprenda  el alcance real del adjetivo. Todos lo entenderíamos mejor si dijéramos que es una “crisis del sistema monetario”, con todo lo que eso implica. El pánico que demuestran los bancos centrales tomando medidas inimaginables hace tan solo cinco años es prueba de ello.

En los próximos artículos explicaré de manera sencilla el funcionamiento y la historia reciente de los sistemas monetarios, empezando por los sistemas basados en la circulación de monedas acuñadas en metales preciosos.

Distinguiré tres categorías de sistemas monetarios, y dividiré los artículos en consecuencia:

  1. Los sistemas “metálicos” en donde circulan físicamente monedas acuñadas en metales preciosos (desde la edad media hasta la Primera Guerra Mundial),
  2. El patrón oro de papel moneda, en donde circulan billetes y monedas que no tienen valor intrínseco, pero sí que representan una cantidad fija de metal precioso que se puede canjear en el banco central emisor (desde 1944 hasta 1971),
  3. Y los sistemas fiduciarios, en donde los billetes y monedas no representan un bien tangible, y por tanto su utilidad está basada en la “fe” que se tenga en ellos y en la imposición legal (períodos bélicos y desde 1971 al presente).

Para quien siga leyendo, en esta primera parte trataré de los sistemas monetarios “metálicos”, con diferencia los más utilizados en la historia.

Sigue leyendo

Guerra de divisas para no economistas (y economistas neoliberales)

Destacado

guerra-de-divisas

En los últimos meses se están sucediendo noticias de devaluaciones forzadas de divisas con el objetivo de mejorar la competitividad de la propia economía a costa de la del resto de países.

Es evidente que una moneda débil, de poco valor, favorece las exportaciones y reduce las importaciones. El resultado es un superávit comercial que se refleja en la balanza de pagos positiva, en la acumulación de capital y en el aumento de reservas del banco central.

Una moneda demasiado fuerte -la trampa del euro para los PIIGS- es demoledora para la economía. Se importa demasiado, las exportaciones se hunden debido a los altos costes, y el capital sale del país por culpa del pago de las importaciones. A corto plazo se sustituye el dinero que falta por créditos del exterior, pero esta situación es insostenible al cabo de unos años, como estamos comprobando. Más tarde o más temprano habrá que devolver los créditos, pero para eso habrá que invertir primero la balanza comercial para que entren capitales con los que pagar las deudas.

Sigue leyendo

¿Nos saldría aún más caro el petróleo si saliéramos del euro?

Destacado

El título del este post es uno de los argumentos más frecuentes a la hora de defender la permanencia de España en el euro, y cuestiona el precio al que saldría el petróleo (y su repercusión en los combustibles) si volviéramos a una moneda soberana devaluada. Este planteamiento es un error típico, ya que no tiene en cuenta las consecuencias de ese petróleo tan “barato” gracias al excesivo valor de la moneda.

Lo que hace que un país sea rico (y que pueda importar mucho más) es su competitividad, es decir su capacidad para vender bienes al exterior. Cuanto más exportas, más dinero consigues para poder importar. Da lo mismo que tu moneda sea fuerte o débil, lo que importa es que exportes lo suficiente para luego poder importar petróleo, otras necesidades y bienes de lujo.

A continuación voy a explicar el mecanismo concreto de todo esto, y para ello desentrañaré el funcionamiento y la utilidad de las reservas en dólares de los bancos centrales. Es muy interesante, y nadie lo explica.

Sigue leyendo

Tirando del hilo (causas últimas de la crisis)

Destacado

En este artículo voy a tirar del hilo sucesivamente para destapar las causas últimas que nos han llevado a esta crisis. De este modo veremos que lo que está en juego no es ni más ni menos que la supremacía de parte del mundo sobre el resto, y esta crisis va a suponer un replanteamiento del equilibrio mundial.

1. COLAPSO FINANCIERO

Para el ojo inadvertido, esta crisis puede aparentar tener un origen financiero. El sistema bancario, gracias a unos tipos de interés increíblemente bajos de los bancos centrales y gracias a la desregulación financiera, han multiplicado sus beneficios exponencialmente al tiempo que generaban un esquema Ponzi de deuda que será imposible devolver. La crisis es el colapso de esta estafa piramidal, ya que la deuda no podrá crecer mucho más, a falta de lo cual no se podrán pagar los intereses ya comprometidos.

¿De verdad es tan sencilla de entender la crisis? Tiremos del hilo… ¿Por qué Occidente ha permitido que el sistema financiero acaparara semejante proporción de riqueza global, sustrayéndola del sistema productivo? Sigue leyendo

25S, haciendo llegar el mensaje.

Con el cartel en rojo “Massive Unemployment is Violence”, el autor de este blog ha conseguido ser captado por Reuters y mandar así el mensaje más allá de nuestras fronteras, a los famosos “mercados”.

20120926-121103.jpg

El mensaje es claro: no todo vale en política económica. El ajuste de competitividad mediante deflación interna que nos están aplicando para salvar al euro (habrá que verlo), crea millones de parados para que la clase trabajadora acepte puestos con mucha menor remuneración. Sigue leyendo

Una enfermedad llamada Euro.

Destacado


(parodia de “Alien, el 8 pasajero”)

Desde que entramos en el euro, la política monetaria del BCE ha obedecido a los intereses de Alemania. El tipo de interés extremadamente bajo de la última década ha servido para potenciar el desarrollo económico de los países centrales europeos, mientras que en la periferia se ha invertido en exceso en sectores no productivos. Pese al mito de que es la subida de precios y sueldos lo que ha vuelto a España no competitiva (inflación), el responsable principal es el incremento de valor del euro.

Sigue leyendo